//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

¿Tienes un mal día? Mejóralo

Hay días que te levantas con una sonrisa imperturbable, y parece que nada de lo que ocurra a tu alrededor puede hacer que desaparezca. Pues es cierto, si afrontas el día con optimismo la jornada acabará de igual manera. Lo mismo ocurre en caso contrario, te arrepientes de haber salido de la cama, cada acción que realizas es más nefasta que la anterior y todo a tu alrededor torna un cariz oscuro casi negro. Piensas que nada puede ir peor y recibes una llamada con malas noticias. ¿Es mejor volver a la cama y esperar que pase la tormenta o coger las riendas del día y dar un giro de positividad y optimismo? Desde Mujer21 te recomendamos lo segundo.

Fotolia_73594272_Subscription_XXL

Cada piedra en el camino trae consigo dos opciones, detenerte y esperar que desaparezca o remangarte y apartarla del sendero.

Al final somos lo que nos proponemos y lo que buscamos. Salir del bucle de negatividad depende de nosotras mismas.

Es fácil decir que no te afecten los problemas pero ponerlo en práctica no es tarea sencilla. Lo principal es minimizar y separar los problemas. Si has tenido una discusión con un compañero de trabajo no traslades ese enfado a otros aspectos de tu vida. Ni dejes que los demás dicten tu estado de ánimo, vístete cada día con un aura impermeable que no se impregne del “malrollismo” que desprenden ciertas personas.

Es importante tener en cuenta que la perfección no existe ni para ti, ni para el resto, un fallo no tiene por qué generar otro, ni una catástrofe tras otra. No te lleves las manos a la cabeza, simplemente aprende a asumir tus errores y rompe ese círculo vicioso con una buena acción que traiga felicidad consigo.

Fotolia_48986059_Subscription_XL

Empatiza, ponte por unos instantes en los zapatos del prójimo, quizá está discutiendo contigo sin razón o tal vez lleva un bagaje de desdichas. Evita las confrontaciones abiertas, normalmente no sale nada bueno de ellas y lo único que puedes conseguir es enfadarte y torcer tu día aún más.

Lo que otros piensen de ti no es de tu incumbencia y está fuera de tu control” citaba un periódico australiano. No intentes tener a todo el mundo a tu lado, es imposible y sólo te traerá comederos de cabeza. Asume que hay personas con las que congeniamos y les caemos bien y otras a las que no. Evita a esas personas y si no hay más remedio se educada y mantente a la altura de las circunstancias.

Fotolia_74996799_Subscription_XXL

Cada día intenta hacer una buena acción, por pequeña que sea hará que te sientas bien contigo misma y seguramente beneficiará a otras personas. Un poco de esfuerzo por tu parte puede hacerte muy feliz.

Y si con estos consejos tu día sigue siendo negativo, ¿sabes lo bueno? Con cada nuevo amanecer tienes la posibilidad de empezar de cero.

Mujer21

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js