//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

¿Un lugar simple o un templo del bienestar? Cómo elegir gimnasio

No todos los gimnasios son iguales. Si te decides a empezar a hacer actividad física debes preguntarte qué buscas, ¿un oasis de bienestar o simplemente un lugar en el que haya aparatos como para poder hacer una breve rutina después del trabajo? Aquí, ocho consejos para buscar un gimnasio adecuado para ti:

Precios: Los precios de los abonos mensuales varían enormemente de un gimnasio a otro. En el caso de los más baratos, hay que tener en cuenta que, en general, el precio más bajo se traduce en algunos recortes, como por ejemplo, menos personal.

Oferta: Algunos gimnasios lanzan promociones de forma permanente y ofrecen, sobre todo a los socios nuevos, precios diferenciales. Por eso es importante saber negociar, especialmente con las cadenas más grandes y caras. Sin embargo, a veces los precios varían de acuerdo con la filial.

Prueba: Muchos gimnasios ofrecen periodos de prueba gratuitos, aunque en general éste se incluye en el costo una vez que uno se asocia. Algunas cadenas permiten pagar por mes, sin contrato anual, lo cual es bueno si no se estás muy segura de cuánto vas a durar en el gimnasio. Algunos incluso ofrecen entrenamientos por quincenas.

Cláusulas: Lo mejor es no comprometerse de entrada con ningún gimnasio por demasiado tiempo, ya que siempre existe el riesgo de que finalmente uno no se sienta a gusto en él. Algunos contratos brindan incluso la posibilidad de suspender el contrato durante el verano.

Cuidado: Deberías preguntar por la preparación de los entrenadores, ya que es importante contar con alguien que te pueda brindar buen asesoramiento cuando te surgen dudas durante tu entrenamiento. Por eso, cuidado con los descuentos: a veces terminan siendo a costa de la salud.

Optimized-Fotolia_87408323_Subscription_XXL

Asociación: Las cadenas más baratas ahorran a veces en el proceso de incorporación de un nuevo socio al gimnasio. Esto se nota, por ejemplo, en que las pruebas son grupales, no individuales. Sin embargo, sobre todo en el caso de las principiantes, es importante que haya un entrenador que siga de cerca los movimientos durante el entrenamiento, para evitar posibles lesiones.

Aparatos: Las cadenas más baratas no cuentan necesariamente con menos espacio o peores aparatos. Sin embargo, durante una primera visita al gimnasio, es bueno tener en cuenta, por ejemplo, cuántas bicicletas, cintas y elípticos hay. Porque de eso depende que a la hora de entrenar tengas que esperar o hacer fila para usar un aparato. También es importante fijarse si los aparatos son nuevos y están en buen estado y estar atenta a si hay superficies libres para functional training y otras disciplinas similares que están de moda ahora.

Cursos: Es bueno averiguar si todas las opciones están incluidas en el abono. La mayoría de los gimnasios suele ofrecer una paleta bastante amplia, que incluye disciplinas como zumba. Algunas cadenas ofrecen incluso clases por vídeo. Pero hay que tener en cuenta que, en esos casos, el entrenador que se ve en pantalla no puede corregir malos movimientos.

Busca, compara y elige lo que mejor se adapte a ti.

Mujer21

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js