//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Términos para convertirte en una experta en belleza

Muchas veces, cuando vamos a una tienda de belleza, nos empiezan a hablar en términos que no controlamos y terminamos asintiendo con la cabeza, para dar la impresión de que en realidad nos estamos enterando de todo lo que nos cuentan. Te damos los términos que deberás controlar para convertirte en una experta en belleza.

Con la llegada del frío, nuestra piel sufre y tiende a agrietarse por falta de hidratación. Unos picores y eczemas que se conocen con el término de xerosis. La vesícula de nuestro cuerpo que se encarga de evitar la pérdida de agua y la deshidratación se la conoce como liposoma. En cambio, si tiendes a tener la cara grasa, deberás utilizar un producto que tenga una sustancia astringente con el fin de que equilibre los excesos de brillo en nuestra cara.

experta en belleza

Otra de las situaciones que has podido vivir pero que no has sabido ponerle nombre es la cuperosis. La dilatación de los vasos sanguíneos que provoca que nuestra cara tienda a enrojecerse, ya sea por el calor o por un cambio emocional de que algo nos ha puesto nerviosos.

El envejecimiento de la piel puede producirse por la acción de los radicales libres que tenemos en nuestro cuerpo, necesarios para nuestra salud, pero que son negativos ya que deterioran la piel. Otro de los procesos que pueden favorecer a la aparición de arrugas y flacidez en nuestro rostro es la glicación, producida cuando las moléculas de azúcar chocan con las fibras de colágeno provocando su rotura.

Por último, si vas a comprarte un autobronceador, debes de mirar bien la etiqueta para ver si contiene Dha, una sustancia que favorece al bronceado sin causar efectos secundarios.

Controlar estos términos, no sólo te ayudarán a entender mejor a una experta en belleza, sino que también podrás conocer qué productos deberás comprar acorde con las necesidades de tu rostro.

Mujer21

 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js