//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Los arándanos, mágicos contra los radicales libres

Ningún dulce será más preciado: los arándanos tienen un sabor magnífico y refrescante. Y como si fuera poco, estas pequeñas pepitas oscuras, a diferencia de los dulces fabricados, son una gran ayuda para la salud gracias a su elevado contenido de mirtilina.

Esta sustancia natural es la que le otorga al fruto su color azul oscuro y, además, neutraliza los radicales libres que se encuentran en el cuerpo humano.

También actúa en la prevención de infecciones y fomenta la elasticidad de los vasos sanguíneos, con lo cual evita las enfermedades cardiovasculares.

Y eso no es todo. Los arándanos también proveen vitamina C y E y, en relación con otras bayas, contienen relativamente gran cantidad de fibra.

Los arándanos pueden disfrutarse solos o en panecillos, postres, con cereales o en licuados. Los frutos suelen conservarse bien durante varios días y también pueden ser congelados o secados.

Dpa

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js