//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Hemorroides: Causas, prevención y tratamientos

Son algo de lo que oímos sobre todo, en la tele o sufrimos, como dice el slogan “en silencio”, las famosas hemorroides. Pero…¿ qué son las hemorroides exactamente? Se trata de varices o inflamaciones de las venas en el recto y el ano. Coloquialmente, se les conoce con el nombre de almorranas. Las hemorroides, a su vez, se dividen en internas y externas. Internas, si se encuentran por arriba de la línea pectínea o dentada del conducto anal y externas si se encuentran distales o por abajo de la línea dentada. Las primeras de ellas, las internas, se dividen en cuatro grados:

  • Grado I: En el primero de ellos, la hemorroide se localiza en el tejido submucoso sobre la línea dentada. Puede defecar sangre roja viva. Se considera que es la más frecuente.
  • Grado II: En el segundo grado, sobresalen al defecar pero se reintroducen espontáneamente, con el cese del esfuerzo.
  • Grado III: En las de tercer grado salen al defecar, y el paciente debe reintroducirlas manualmente.
  • Grado IV: En las del cuarto grado, las hemorroides son irreductibles y están siempre prolapsadas.

Hemorroides

CAUSAS DE LAS HEMORROIDES

Las causas para la inflamación de las hemorroides son múltiples. Van desde el estreñimiento con aumento del esfuerzo al defecar, hasta el sobrepeso y una debilidad congénita del tejido conectivo.

Se crean por la inflamación de los tejidos en los cuerpos cavernosos anales. Esto sucede fundamentalmente cuando esta zona es sometida a presión. Esto puede ocurrir, por ejemplo cuando se sufre estreñimiento crónico o cuando es necesario ejercer mucha fuerza para ir al baño.

Otros factores que favorecen el desarrollo de hemorroides son los siguientes:

-Debilidades congénitas de los tejidos que lleva al debilitamiento del esfínter.

-Una ocupación que implique estar la mayor parte del tiempo sentado.

-Sobrepeso.

-Embarazo y parto.

Hemorroides

PREVENCIÓN DE LAS HEMORROIDES

  1. Para la prevención de las hemorroides es fundamental evitar el estreñimiento por medio del ejercicio físico regular, la alimentación equilibrada y la abundante ingesta de líquidos (agua).
  2. Se debe tomar una dieta rica en fibra con frutas y verduras abundantes, aceite de oliva virgen (una cucharada) para que las heces se deslicen sin dificultad a través del colon, ocho vasos de agua, al menos, para poder aportar ese volumen necesario para constituir un bolo fecal adecuado.
  3. Hay que evitar el papel higiénico y todas las toallitas de celulosa. Hay que utilizar el bidet y los baños de asiento con el agua fría, que aliviará en casos de dolor y trombosis, o templada, que mejorará el espasmo, y siempre lavarse tras la deposición y antes de acostarse.
  4. Deberás secar con una toalla ejerciendo una leve presión y nunca raspar ni frotar. Estas medidas son generales y sirven siempre y han de realizarse como medida de higiene habitual.

Las hemorroides, debemos saber, «se tratan por la boca«.

Hemorroides

TRATAMIENTO DE LAS HEMORROIDES, COMO COMBATIRLAS

Este es el tratamiento que habitualmente médicos mandan seguir para poder combatirlas y finalmente, poder hacer que desaparezcan.

  1. Tomar baños de asiento con agua tibia-fresca (3-4 al día) durante 10-15 minutos.
  2. Aplicar crio- compresas o hielo en la zona afectada, para aliviar los síntomas como el dolor, el picor y la inflamación.
  3. Crema antihemorroidal, que funciona como analgésico local y mejora los síntomas de forma inmediata.
  4. Analgésicos por vía oral para eliminar el dolor.
  5. Se pueden emplear remedios naturales, haciendo una infusión con plantas, como la manzanilla, la bardana, la caléndula y el castaño de Indias, que favorecen la circulación venosa, y tomar los baños de asiento con este preparado.
  6. Usar toallitas higiénicas para hemorroides en lugar de papel higiénico, que hidratan, alivian los picores, y previenen posibles infecciones en la zona.
  7. Si se trata de hemorroides internas sangrantes, o muy molestas (picor o dolor importantes y continuados, secreción mucosa abundante), se pueden emplear ciertos métodos para eliminarlas, como:
  • Colocar unas bandas elásticas en la base de la hemorroide, estrangulándola hasta que se cae sola al cabo de unos días. Al principio, el paciente puede sentir molestias y tener alguna pérdida leve de sangre.
  • La coagulación, con láser o luz infrarroja, que aplica calor sobre el tejido afectado con el objeto de coagular las venas sobre la hemorroide, que se encoge y desaparece. La electrocoagulación también interrumpe el suministro de sangre a la hemorroide. Esta técnica ocasiona molestias y hemorragia durante algunos días.
  • La crioterapia. Se utiliza nitrógeno líquido para congelar la hemorroide y destruirla. El inconveniente es que suele producirse inflamación del ano y la cicatrización es lenta.

De todas formas ante cualquier molestia acude al médico, él te orientará mejor, a cerca de los tratamientos a seguir. Con la salud no se juega, ponte siempre en las mejores manos.

Mujer21

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js