//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Cuida tu útero: cáncer de cérvix

El segundo cáncer más frecuente en mujeres es el cáncer de cérvix. Y si nos centramos en las jóvenes sube al primer puesto. Se da en la parte inferior del cuello del útero y suele venir precedido del VPH (Virus del Papiloma Humano)

La importancia de ir al ginecólogo de manera periódica es básico para la prevención o curación del cáncer. Este cáncer en concreto no presenta síntomas hasta avanzada la enfermedad por ello hay que hacer revisiones anuales. La detección es muy sencilla, una citología especifica que cubre la Seguridad Social.

Si el resultado es positivo, no nos alarmemos. Sólo quiere decir que tenemos el virus. No que tengamos cáncer. Este virus lo que hace, de manera lenta y gradual, es modificar las células del cuello y, en casos más avanzados, las adyacentes. Produciendo mutación celular que desemboca en células cancerígenas. Estas células suelen estar localizadas y con una fácil intervención extraen la parte afectada del tejido. En este momento nos han quitado las células malignas, pero el VPH sigue con nosotras. Y volverá a modificar células en un futuro hasta que el cuerpo combata el virus. No tiene cura, una vez que lo tenemos solo podemos esperar a que nuestro cuerpo lo elimine.  Mientras tanto hay que facilitar el camino, nada de fumar, evitar la promiscuidad y posibles embarazos ya que podríamos transmitírselo al bebé en el momento del parto. Ejercicio y dieta sana debe prevalecer en nuestro día a día.

En resumen, asistir al menos una vez al año al ginecólogo, y en el caso de contraer el virus repetir cada 3-6 meses, según nos vaya pautando nuestro médico. Aunque lo mejor es la prevención y desde 2007 se comercializan en España las vacunas, Gardasil y Cervarix que previenen la modificación de células. Los médicos recomiendan la vacunación, es la mejor forma de evitarnos un mal trago, y posibles intervenciones quirúrgicas. Su precio es el único contra, entorno a los 150€ por dosis y han de ponerse 3 dosis. Es un tratamiento costoso que no cubre la Seguridad Social, pero muy eficaz y merece la pena.

Cuidar nuestro cuerpo es fundamental, ya que nos va a acompañar a lo largo de nuestra vida, pongamos todos los medios que estén en nuestra mano para gozar de buena salud.

Mujer21

 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js