//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Alzheimer, un mal que nos afecta a todos

Cada año se detectan más mujeres afectadas por esta enfermedad.

El estilo de vida, el estrés y los cambios en nuestros hábitos alimenticios están provocando que enfermedades como ésta emerjan. Se estima que en los próximos 30 años, los afectados por Alzheimer se tripliquen.

Las asociaciones y organizaciones encargadas de difundir e investigar la enfermedad nos advierten que los casos se dan cada vez con más frecuencia en personas de menor edad, dejando así de vincularse sólo a nuestros mayores y afectando a personas ya desde los 50 años.

Sabemos que en salud no hay nada exacto pero también que manteniendo un ritmo de vida saludable siendo activas, haciendo ejercicio y procurándonos una buena alimentación podremos evitar futuros disgustos. Es importante tener un seguimiento de nuestras revisiones con el médico y, sobre todo, a la mínima duda o síntoma de que algo no va bien acudas a tu especialista.

Aquí tienes también algunos consejos que los especialistas de esta enfermedad nos indican sobre que debemos hacer y que no para evitar este mal.

Hay que tener mucho cuidado con el tabaco. Como con mayoría de las enfermedades cardiovasculares, fumar agrava mucho sus consecuencias. El riesgo de demencia es un 45% más alto en fumadores.

Optimized-Fotolia_90087462_Subscription_XL

Moverte mucho, no hablamos de correr o de horas de gimnasia. Simplemente evitar el sedentarismo. Media hora de caminar al día a un buen ritmo es suficiente.

Rutina alimenticia correcta. La influencia de la alimentación sobre la incidencia del Alzheimer ha sido muy poco estudiada, pero se han descubierto que hay alimentos con propiedades protectoras contra la demencia, como la manzana, fresa, zanahoria, cítricos, brócoli, calabaza, uvas, tomate, pescado y legumbres.

Ejercita tu mente. Esto está muy relacionado con la demencia senil. Quienes han estimulado más su mente tienen menos posibilidades de presentar demencia, y si la tuvieran, ésta aparecería más tarde. Ya sabes, no sólo es un cuerpo sano la mente también debe estarlo.

Ten una vida social activa. Socializar implica muchas cosas: desplazarte a un lugar; conversar con otras personas; escuchar lo que dicen; dar argumentos en un sentido u otro… Con todo esto, sin darte cuenta, mantienes tu mente activa y alerta.

reunion amigos selfie

Recuerda que todas estas pautas son teorías basadas en resultados de investigación sobre posibles motivos y consecuencias del Alzheimer. Al final se reduce a mantener la mente lo más activa posible, a no ser sedentarios a mantenernos activos para evitar con los años la pérdida de la masa del hipocampo que es la responsable de la demencia senil. ¡Queremos que no olvides, recuerda estos consejos!

Mujer21

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js