¡Un panecillo para la pausa! Los jóvenes necesitan merendar

En muchas escuelas se sirven almuerzos para que los alumnos no deban ir a casa ni recorrer el barrio en busca de algo para comer. Pero, claro, los padres suelen tener poca incidencia en los alimentos que ingieren sus hijos durante el día.

Por eso es importante que todos tomen un buen desayuno antes de salir de casa y que los niños y adolescentes se lleven un bocadillo o algo que puedan comer en la pausa, ya que el cuerpo, sobre todo en etapa de crecimiento, necesita mucha energía.

A veces la mañana está llena de prisas. Se recomienda preparar el bocadillo o sandwich la noche anterior y ya dejarlo listo.

Dpa/Mujer21