Nacido del fuego: el Art Nouveau de Ålesund

ÄLESUND (dpa) – En la habitación de atrás de la farmacia, los visitantes entran en la máquina del
tiempo. La puerta se cierra detrás de ellos, los años van quedando atrás, hasta que el indicador marca
el año 1904. Entonces, se abre la puerta al otro lado y uno entra en la noche del 23 de enero. Suenan
las campanas. Una tormenta sale aullando de los altavoces.

El huracán sopló desde el suroeste aquella noche fatídica y desató el fuego en una fábrica de
conservas. Poco después, toda la ciudad se convirtió en un mar de llamas. Aun así, solo murió una
persona. La catástrofe de entonces convirtió esta ciudad a orillas de un fiordo en una de las más
bonitas de Noruega. «Lo peculiar de Älesund es que toda la cuidad se reconstruyó en el estilo
modernista«, dice Ingvil Grimstad, quien dirige el centro de Art Nouveau de la ciudad, en la costa
oeste de Noruega. La reconstrucción de la ciudad fue planeada por Hagbarth Schytte-Berg, un
arquitecto estrella que había estudiado en Alemania. Tres años después, ya se habían construido 400
casas en el centro de la ciudad. En este proyecto de reconstrucción también participó el emperador
alemán Guillermo II, que quería mucho a Noruega. Cuando se enteró de la catástrofe, envió al lugar del siniestro alimentos, ropa y medicamentos. Aunque suene a cinismo, para la imagen urbana de Älesund la catástrofe resultó ser una oportunidad.

Tres años después del incendio la ciudad entera fue reconstruida en estilo modernista.
Tres años después del incendio la ciudad entera fue reconstruida en estilo modernista.

«La ciudad se reconstruyó mejor y más bonita de lo que era antes«, dice Grimstad. Las calles nuevas se
hicieron más anchas. Y después del incendio, el gobierno noruego ordenó que todas las casas en el
centro de las ciudades se hicieran de ladrillo. Los bonitos edificios renovados a orillas del canal
de Älesund eran antes fábricas de pescado. Todavía hoy se pueden ver las grúas para el transbordo de la pesca. Hoy, los antiguos almacenes están ocupados por agencias, restaurantes y hoteles.

La mejor vista panorámica de la ciudad se tiene desde el monte Aksla, a cuyo cima se llega subiendo 418 escalones. Desde este lugar se abre un magnífico panorama de la ciudad con sus canales, islas, puertos, el fiordo y las cimas blancas de las montañas de Sunnmør.

La mejor vista panorámica de la ciudad se tiene desde el monte Aksla, a cuyo cima se llega subiendo 418 escalones.
La mejor vista panorámica de la ciudad se tiene desde el monte Aksla, a cuyo cima se llega subiendo 418 escalones.

Información básica: Ålesund

Cómo llegar: en avión vía Copenhague, Oslo o Ámsterdam. Desde las grandes ciudades portuarias noruegas se puede viajar a Älesund en uno de los barcos de la línea de correos tradicional de Noruega.

Florian Sanktjohanser (dpa)