Hombres maduros o inmaduros: esa es la cuestión

Todas nos hemos cruzado con hombres a lo largo de nuestra vida que, con el paso del tiempo, nos han salido rana, muchas veces se debe a la inmadurez, por eso, hoy en Mujer21 te damos pistas para que la próxima vez que conozcas a un hombre, puedas saber casi de antemano en que grupo ponerle, hombres maduros o inmaduros.

-En una relación los hombres inmaduros dan menos de lo que reciben, los maduros buscan un equilibrio para que ambos den en la misma medida.

-Los hombres inmaduros no tienen definido lo que buscan en una mujer y cambian de pareja lo mismo que de ropa interior. Los maduros buscan estabilidad y su fin es encontrar a una mujer con la que encajar. Estos, a diferencia de los anteriores, no se jactan de con cuantas mujeres han estado.

hombres maduros o inmaduros

-Los inmaduros, son más inseguros y no se fían de las mujeres, sin embargo, los maduros confían y respetan a la mujer que tienen al lado.

-Los hombres inmaduros aún no han aprendido a estar en soledad y buscan la compañía constante ya sea de amigos u otras mujeres. Los hombres maduros aprovechan esos momentos y los disfrutan haciendo actividades que les gustan, o realizando tareas pendientes.

-Los hombres inmaduros aún se encuentran en la fase de salir y beber sin control, ni mesura. Por otro lado, los maduros encuentran el placer en otro tipo de planes. Llevan una vida más sensata y sosegada.

hombres maduros o inmaduros

-Los inmaduros viven el momento sin pensar en el mañana, mientras que los maduros son más responsables y meditan las posibles consecuencias antes de actuar.

-Los hombres inmaduros no salen de las faldas de su madre y se respaldan en los padres en temas económicos. Los maduros intentan ser independientes y evitar que su familia se hagan cargo de sus problemas.

-Los inmaduros ante un problema echan balones fuera y externalizan la culpa. Los maduros buscan los fallos en sí mismos y plantean posibles soluciones.

hombres maduros o inmaduros

-Los hombres inmaduros son más orgullosos y les cuesta pedir perdón. Al madurar, se vuelven más humildes y afrontan mejor los fracasos.

Ya sabes, ahora queda en tu mano decidir si quieres una pareja madura y responsable o una relación pasajera con una especie de hermano pequeño al que te tocará cuidar.

Mujer21