Vuelven los grandes ventanales y espacios abiertos de un solo piso

Espacios amplios de dimensiones generosas, de diseño abierto, y libres de barreras. Las viviendas de un solo piso vuelven a estar de moda, y no sólo resultan atractivas por permitir mayor movimiento a avanzada edad, sino que además son muy buscadas por los jóvenes que apuntan a un estilo liviano y luminoso. Lo que se conoce en muchas partes como apartamentos, vuelven a estar a la orden del día en los pedidos de arquitectura.

Las razones son múltiples y a la vez evidentes. «Es un clásico, de un diseño muy claro y de formas compactas que van muy bien con nuestros tiempos modernos«, comenta el arquitecto alemán Jens-Uwe Seyfarth, quien dice notar que este tipo de construcciones son muy deseadas en particular por parejas mayores o que ya no viven con sus hijos. La propuesta de vivir sin cierres y en espacios abiertos permite generar una gran sensación de libertad de movimiento, aún en superficies reducidas, explica.

«Estos modelos son ideales para tener ambientes interconectados y darle importancia a la cocina y a los baños«, comenta. Además, entre sus ventajas está el hecho de que cada espacio puede ser transformado fácilmente de acuerdo a las circunstancias de vida.

Al contar con varios ángulos, el techo puede ir apoyado únicamente en las paredes exteriores de la construcción, con lo cual la libertad para decidir qué hacer en el interior es absoluta. El propietario podrá optar por un espacio totalmente abierto o separar habitaciones cuando lo desee.

estancias-blancas

La conexión entre exteriores e interiores también resulta óptima, ya que los espacios pueden ser prolongados con una simple galería o explanada hacia el aire libre. Las construcciones en forma de L, U o Z permiten generar espacios más escondidos o resguardados para sentarse en el exterior.

Desde ya, vivir sin escaleras es además una gran ventaja al pasar los años. El potencial que tienen en este sentido las construcciones de un sólo piso es enorme, y en caso de construir con perspectivas a futuro, siempre es útil pensar en evitar poner peldaños a la entrada de la casa y en el paso hacia el jardín. Además, cuanto más amplia la abertura de puertas y ventanas, mayor será la comodidad. La facilidad con que una persona mayor pueda entrar y salir de su casa será decisiva a la hora de decidir por cuánto tiempo podrá manejarse de un modo independiente.

Si se teme que el consumo de energía sea demasiado alto, como en los años 60, es importante tener en cuenta que los estándares en arquitectura hoy son totalmente diferentes y contemplan otros métodos de aislación. Los techos, además, ya no se hacen planos, como antes. Eso evita que acumulen agua en su superficie. Y quienes opten por un techo plano podrán recurrir a materiales que impiden las filtraciones. De todos modos, cabe recordar que con una inclinación de sólo dos o tres grados se evitan muchos problemas.

estancias-blancas3

 

Sin embargo, no todo es color de rosa: estas construcciones requieren de una buena superficie, con lo cual habrá que reducir el espacio del hábitat u optar por un terreno más bien grande, o al menos más grande que en el caso de una casa de dos pisos. Dado que los terrenos son cada vez más caros, lo crucial será aprovechar muy bien el espacio y, en caso necesario, escoger un plano que permita convertir la vivienda en un espacio habitable por una familia en caso necesario.

Las ideas son variadas. Una posibilidad es armar una habitación para niños en el entretecho y, una vez que éstos sigan sus propias vidas, ese espacio se puede volver a quitar. Además, algunas variantes prefabricadas ofrecen la posibilidad de ampliar fácilmente la construcción hacia un segundo piso. Ahora bien, ¡la escalera en estos casos ya será inevitable!

Katja Fischer (dpa)