¿Consumes más verduras o carnes? Adapta la cocina a tus costumbres

Quien esté planeando cómo será su futura cocina no debería tener en cuenta sólo las cuestiones estéticas o el espacio que precisará para almacenar los utensilios. También es bueno poner sobre la balanza qué tipo de recetas suele preparar más, porque los vegetarianos tienen por ejemplo necesidades distintas a quienes optan más seguido por una buena porción de carne.

Vegetarianos: Las maniobras que hace un vegetariano en la cocina son distintas a las de un asador. Suelen lavar más verduras y precisan una superficie cómoda para cortar y picar. El diseñador Mario Zeppetzauer ha ideado una cocina especial para vegetarianos, que ofrece superficies amplias para trabajar y que además tiene suficiente espacio para conservar los vegetales.

Y es que hace una gran diferencia si uno conserva las verduras y la fruta en un cajoncito muy apretado y comprimido o si tiene cierto espacio reservado a ese sector. La nevera, está claro, no puede ser muy pequeña.

Los veganos y los vegetarianos suelen utilizar además más especias, porque muchas de las recetas vienen de países árabes, asiáticos o africanos. En ese caso, lo ideal es disponer sitios clave que permitan acceder de un modo rápido y sencillo a especias tanto secas como frescas.

Además, si va a comprar electrodomésticos, es recomendable tener por ejemplo una vaporera que pueda ser utilizada a temperaturas mínimas, de modo de que las verduras no pierdan su frescura y siempre estén crocantes. Los wok y las parrillas teppanyaki también son muy prácticas.

Ordenar después de cocinar puede resultar algo más tedioso para los vegeterianos: pican mucho y producen bastantes residuos de cáscaras y semillas. Si hay espacio suficiente, será un alivio fantástico colocar un cubo de basura para los residuos orgánicos y, de paso, será bueno para su jardín o para el medio ambiente. En las cocinas vegetarianas tiene mucho sentido tener ese tipo de cubos cerca, y lo ideal sería integrarlo a la superficie de la mesada, de modo de sólo tener que abrir la tapa para arrojar todo lo que no se vaya a utilizar.

Gourments de la carne: La carne no sólo es una comida rápida o un asado familiar. Muchos han descubierto el gusto por preprar distintos platos elaborados. Eso sí: quien se tome la tarea realmente a pecho, deberá tener ciertas herramientas. Desde ya, un buen cuchillo es indispensable, al igual que una sartén parrilla y un horno. Y no termina ahí. En muchos casos es útil contar con un termómetro especial para carnes. Si lo va a comprar, observe que no tenga una aguja muy gruesa para que la carne pierda el menor jugo posible.

Para placer de los carnívoros, el mercado ofrece muchos accesorios y electrodomésticos más. Algunos de ellos son bastante costosos. Quien quiera tener algo especial, puede comprar lo necesario para cocinar «sous-vide«. Al utilizar este método, la carne es preparada durante períodos prolongados a bajas temperaturas.

Hay quienes recomiendan comprar un horno especial que aplica este método al vacío. La carne se corta en trozos, se coloca al vacío y se cocina a bajas temperaturas en líquido.

Y por último, en caso de necesidad y antojo, también se puede colocar una miniparrilla en la cocina con un buen extractor. Sólo es una cuestión de precio.

Julia Räsch (dpa)