Recetas sencillas: Salmón marinado

Comer pescado puede resultar complicado si quieres que sea fresco y no te quieres gastar mucho dinero. Hoy os mostramos como marinar el salmón de manera fácil.

Para empezar necesitas un lomo de salmón fresco, pídele al pescadero que esté limpio y sin espinas.

Optimized-Fotolia_88951231_Subscription_XL

Mezcla a partes iguales azúcar y sal gorda. Dependiendo del peso del lomo, necesitarás más o menos cantidad, en principio, con una taza de cada sería correcto. Añade unas ramitas de eneldo picado. Una vez hecha la mezcla, esparce menos de la mitad sobre una fuente rectangular a modo de cama. Después tumba el salmón y cúbrelo con el resto. Es importante que quede bien cubierto por todos los lados. Tapa la fuente con un papel film y pon peso, ha de estar comprimido. Puedes poner encima un Tetra Brik lleno o un paquete de arroz, te ayudará a mantenerlo prensado.

Mete la fuente con el peso en el frigorífico durante 48h. Cuando finalicen los dos días saca el salmón, límpialo bajo el grifo y sécalo con papel de cocina. Lo puedes envolver en papel film si no quieres comerlo en el momento.

Lo puedes presentar en láminas o en dados y servirlo como aperitivo, acompañamiento o en tartar sobre una cama de aguacate, con unas alcaparras y un chorrito de limón o lima.

Optimized-Fotolia_92889485_Subscription_XL

Aprovecha el buen precio que tiene el salmón fresco y disfruta de este suculento aperitivo.

Mujer21