Calzado: Lo que se llevará este invierno

Hubo épocas en que el calzado de invierno no estaba realmente pensado para no pasar frío. La estética primaba por sobre la comodidad, y así es como en las calles se veían botas de colores claros y suelas que además de tener poco espesor eran resbaladizas. Eran muy bonitas… ¡pero para una estación sin lluvias! Este año será distinto. Para Europa ya se anuncian tres tendencias fuertes:

COLORES: Los especialistas fashion de Modeurop ya han echado un vistazo a las nuevas colecciones y han descubierto que los principales fabricantes se volcarán a los tonos oscuros a partir del otoño. El negro, el violeta, el rojo cardenal y el azul oscuro estarán en todos los escaparates. Los colores como el gris granito, vinculados a los días de neblina, también se verán mucho. Y la inspiración para un tercer matiz vendrá de las hojas secas de los árboles: los marrones y ocres cálidos que se asemejan a la miel, al ámbar o al cognac se verán mucho.

Hay algo curioso en estas colecciones: el hecho de que los colores no sean muy llamativos no significa que los zapatos sean aburridos. Los tonos son más bien discretos, pero los materiales y diseños aplicados son los que llaman la atención.

El calzado más bien oscuro puede estar rociado con dorado, tener algún detalle de lentejuelas o ser de charol. Otro diseño sugestivo que nunca pasa de moda es el animal print.

Y quien elija un modelo cómodo que no le resulte lo suficientemente interesante a la vista, siempre podrá optar por darle algún toque personal que lo realce. Los botines o botas acordonadas, por ejemplo, se prestan muy bien a las variaciones. Con sólo cambiarles los cordones y escoger un tono que vaya con la cartera, por ejemplo, la imagen cambia.

SUELAS: La moda muchas veces no va de la mano con las temperaturas, pero ¡esta vez sí! Las suelas serán más gruesas. Y no sólo eso. Algunos modelos incluso tendrán bases que imitarán los neumáticos de invierno o de los tractores. Hasta las zapatillas deportivas se suman a esta tendencia, en lo que algunos expertos de la moda en calzado describen como «firme, con los pies muy sobre la tierra».

En las nuevas colecciones resulta llamativo que los tacos de las botas y de los zapatos también serán gruesos. El grupo Modeurop observa que la tendencia tiene su razón de ser: las piernas de los pantalones también serán más amplias y los cortes al estilo Marlene Dietrich vuelven a estar de moda, con lo cual el pie se presta a calzar un volumen mayor.

ESTILO WESTERN: Muchas botas y zapatos presentan decoraciones de horquillas y hebillas que despiertan la envidia de más de un cowboy. Algunas botas son con cordones, otras tienen algunas partes de otro color y a veces vienen con el cuadriculado característico de la moda del far west.

Aquí lo llamativo es que muchas colecciones han optado por darles una gran presencia a las pieles y se presentan acolchadas tanto en la parte interna como en la cara externa. Desde ya, resultan muy prácticas cuando hace mucho frío y al mismo tiempo suelen poder abrirse y doblarse hacia afuera en la parte superior, con lo que se convierten en un modelo vistoso.

Lo único que hay que tener en cuenta a la ahora de comprar este tipo de botas es que las hebillas no son una buena compañía para las pantimedias o las faldas delicadas que se enganchan con facilidad. Siempre se recomienda probar bien el calzado. Antes de ser comprado, debe pasar las pruebas prácticas en la tienda.

Simone A. Mayer (dpa)