Bob, undercut y pixie: Los cortes de cabello se renuevan

¿Me hago un nuevo corte o no? Algunas personas pueden llevar durante décadas el mismo corte de cabello. Otras, prefieren ir probando y cambiando. A veces lo nuevo les queda bien y otras veces no es más que un experimento, pero siguen las tendencias y lo hacen para innovar. En la nueva temporada la nota la dará la técnica del peluquero. De él dependerá la individualidad de los nuevos looks.

Un buen ejemplo es el undercut, muy de moda tanto en hombres como en mujeres. Ese es el nombre que se le da al corte que lleva la zona baja de la cabellera cortada al ras. Dentro de ese corte hay otro llamado disconnected, en el que se hace una especie de división prácticamente invisible entre la parte baja y alta del cabello.

Las técnicas del corte son un gran tema, también en peinados clásicos como el bob, una variante casi atemporal que acompaña a las mujeres desde la década del 20.

El nuevo bob es más largo y desmechado.
El nuevo bob es más largo y desmechado.

La versión que se usará la próxima temporada será algo más larga: los cabellos caerán pasando la altura de los hombros. Además, el corte seguirá siendo el mismo, pero la técnica le dará un aspecto moderno, ya que se presentará en variaciones desmechadas para darle un aire más natural. Hay quienes llaman ese peinado clavi cut en alusión a la clavícula, que es la altura hasta la que llega la melena.

Ese corte tiene una gran ventaja: permite tener un look desestructurado de día y lucir una versión más sofisticada de noche.

Para los cabellos largos, la tendencia serán las ondas y los cortes hippie-coquetos.

El cabello largo volverá a lucirse con ondas.
El cabello largo volverá a lucirse con ondas.

Los peinados punk seguirán dando de qué hablar, pero sobre todo para cabellos cortos, que también tendrán como opción el pixie cut, que ya viene haciendo furor desde la temporada pasada. Así como hasta ahora se llevaba con un flequillo extremadamente corto, las nuevas variantes serán con la frente más cubierta y flequillos más desflecados, como si uno acabara de despeinarlo con la mano.

Hablando del flequillo:hasta ahora había quedado relegado a un segundo plano, pero resurgirá, y bien largo, incluso hasta las cejas y en un estilo que parezca descuidado, de corte desparejo.

También se verá mucho el sleek look, un peinado muy liso y brillante que realza fantásticamente los rostros bonitos.

Pero todos saben que ni el corte más original ni el peinado más pensado ayudan cuando el color no va con la persona. Por eso los tonos serán muy cuidados. Los reflejos florecerán, sobre todo en tonos entre el marrón y el rubio o matices parecidos a la madera, como el cobre. Para las rubias la tendencia será acercarse con claros hacia el plateado o incluso a tonos ceniza.

En tinturas también se verán mucho las combinaciones de tres tonos entremezclados formando un conjunto armónico. Lo crucial para quien se tiñe es aplicar con regularidad productos que mantengan el cabello bien cuidado a largo plazo. De vez en cuando vale la pena hacer un baño o una cura con pigmentos del color que corresponda. De ese modo el cabello volverá a brillar.

Mujer21