Trabajo: aprende a sentarte bien

Notas los hombros cargados, te duele el cuello, se te cansa la vista. Son algunos de los problemas que acarrean una mala postura. Muchos de los trabajos de hoy en día son sedentarios y pasamos en ellos infinitas jornadas, frente al ordenador. Esta situación afecta negativamente a nuestra vista y espalda. Hay unas sencillas pautas que puedes seguir y que mejoran tu calidad física.

Comprueba la altura de la pantalla:

La parte superior de la pantalla debes estar a la misma altura que los ojos. Así facilitas una correcta posición del cuello y los ojos.

Siéntate recto:

Mante el tronco lo más recto posible, alineando cuello y espalda. Un consejo: Mantén el mentón erguido y conseguirás alinear toda la espalda.

postura corporal2

Haz pausas:

Cada hora deberías descansar cinco minutos la vista. Aprovecha para levantarte y activar la circulación de las piernas. Puedes ir al baño o dar pequeños paseos.

Mantén la postura correcta:

Es muy importante, que siempre que permanezcas sentada tu postura corporal sea la adecuada. Evita cruzar las piernas, que los pies toquen el suelo, la espalda pegada al respaldo y como hemos dicho antes, el mentón mirando al frente. Puede parecer complicado estar mucho rato así, pero haz un esfuerzo y corrige cada vez que te des cuenta. Tu cuerpo te lo agradecerá. Es cuestión de acostumbrarse.

Aprovecha los descansos:

Cuando estés disfrutando de un descanso, no te sientes, camina y despéjate. Será positivo para tu productividad y tu físico.

Esperamos que esta información te sea útil, ponla en práctica cuanto antes y empezarás a notar los beneficios.

Mujer21