Hombres directivos, mujeres secretarias

Las mujeres estudian más y cobran menos

Las estadísticas son aplastantes hay más mujeres que hombres con estudios superiores entre la población  de 25 a 34 años de edad, este hecho se tendría que traducir en puestos en los que se precisa ese nivel de estudios deberían estar ocupados mayormente por mujeres y sin embargo, son ellos los que optan y finalmente se quedan con esos puestos mientras que las mujeres no hacen más que engrosar las listas del INEM.

En el último estudio emitido por la OCDE, recalca que esta discordancia entre la formación y el empleo se debe a las diferencias salariales y a las dificultades para cuidar a los hijos. Ante esta desigualdad económica la mujer opta por quedarse en casa para poder atender a sus menores o aceptar puestos de baja remuneración desacordes con su nivel de estudios. Teniendo en cuenta que la educación en la primera etapa (de cero a tres años) no es ni obligatoria ni gratuita, qué hacen entonces las mujeres con menores a su cargo, si la guardería está en torno a los 400€ mensuales y el sueldo mínimo no supera los 700€. Es más sencillo quedarse en casa y cuidar a los niños durante sus primeros años, que trabajar para poder pagar la guardería. Oxidando los conocimientos y haciendo más difícil la reincorporación después de ese periodo «sabático».

En España, las mujeres cobran un notable 23% menos que los hombres que en salario anual vienen a ser más de 6.000€ superando los 9.000€ en puestos directivos. ¿Están intentando con esto que la mujer vuelva a hacerse cargo de los pequeños mientras que el hombre se encarga de llevar el dinero a casa?.

Hay que hacer más partícipe a los hombres. Y se tienen que responsabilizar de sus hijos de igual manera que lo hacen las mujeres. Si desde nuestros propios hogares inculcamos dicha igualdad más tarde que temprano los empresarios se percatarán que con independencia del sexo lo importante es el nivel de formación y las actitudes y aptitudes del empleado. Esto terminará reflejándose en las empresas y equiparando así sueldos y condiciones.