Entrevista de trabajo: Preguntas y respuestas

Entrar en un despacho donde no has estado nunca puede ser abrumador y más si la persona con la que te has citado es tu potencial empleador. Ante todo debes entrar segura de ti misma y no parecer desesperada por conseguir el puesto de trabajo. No mientas, las mentiras tienen las patas muy cortas y te terminarán descubriendo. Dependiendo el puesto al que optes, la entrevista de trabajo puede ser más o menos dura, así que estaría bien que te llevases preparadas posibles preguntas con las respuestas más acertadas.

¿Cuál es tu punto débil?

Está claro que no vas a echar piedras sobre tu propio tejado, así que lo más lógico sería enmascarar una cualidad. No puedes contestar abiertamente que eres minuciosa y perfeccionista porque se te verá el plumero, pero si puedes decir que eres impaciente. Que se traduce en una persona a la que le gusta ver las respuestas de manera rápida y eficaz.

¿Por qué llevas tanto tiempo fuera del mercado laboral?

Con la crisis tan fuerte que hemos sufrido en los últimos años lo anormal es haber seguido trabajando todo este tiempo, pero no pongas de excusa a la dichosa crisis. Haz ver que has estado utilizando este tiempo para formarte y que de manera esporádica has seguido manteniendo contacto con el mundo laboral, realizando trabajos puntuales.

Entrevista de trabajo2

¿Por qué quieres este puesto si vas a cobrar menos que en tu anterior trabajo?

Lo importante aquí es dejar claro que estás muy interesada en este proyecto, y que empezando desde abajo aprenderás el comportamiento de la empresa. Puedes añadir: “Con mi valía espero promocionar dentro de la compañía, ya que tengo mucho que aportar”.

¿Cuántas horas trabajarías a la semana?

La respuesta puede ser obvia, 40 horas, pero céntrate más en las necesidades de la empresa y tu motivación por sacar el trabajo adelante. Hazle ver que lo importante no son jornadas interminables en la oficina, sino distribuir correctamente tu tiempo para no estar obligado a hacer horas extras, y que si fuera el caso las harías encantada.

Ten claro que tu curriculum tiene gran peso, date un valor añadido y exponlo, al ser una entrevista personal influye el feeling que hayas tenido con tu entrevistador. No le hagas la rosca de manera muy obvia o se percatará y será peor, pero si tienes la oportunidad de llevarle a tu terreno, maneja bien la situación y conseguirás el puesto.

Mujer21