¿Eres introvertida? Consigue hacerte notar en el trabajo

Las personas introvertidas llaman la atención sobre todo por una cosa: su reserva. Mientras sus colegas más extrovertidos se hacen escuchar en las reuniones, ellas son conocidas, más que nada, por su tono suave. Este rasgo de carácter, no dice nada sobre la calidad del trabajo profesional. Sin embargo, aquí van algunos tips para que las introvertidas puedan convencer a los demás de sus capacidades:

La reunión:

Las introvertidas suelen pensar bastante antes de decir algo. Si la reunión se hace con personas que hablan mucho, puede que nunca lleguen a tomar la palabra. Al final, siempre hablan las mismas personas y el ida y vuelta es casi siempre idéntico. Esto hace que las más introvertidas crean rápidamente que su opinión no importa. Para romper con este círculo vicioso, la introvertida tiene que tener en cuenta dos cosas:

1) Su opinión importa, pero los colegas no están acostumbrados a escucharla

2) Deben proponerse decir algo. Incluso pueden prepararse de antemano elaborando notas y apuntes.

Introvertida trabajo

La fiesta de la empresa:

Ya sea el festejo de Navidad o el aniversario de la empresa, para las introvertidas estos eventos pueden ser una tortura. Las conversaciones circunstanciales les son muy incómodas, tender redes, todo un desafío. Mientras otros hacen contactos, ellas están de pie solas, en una esquina, dando sorbitos a su bebida. Los especialistas recomiendan a las introvertidas buscarse un aliado. Lo mejor es quedar con un colega en el lugar o ir incluso juntos. También sirve pensar antes de la cita en con quién y acerca de qué podría hablar. Hay temas en común con determinados colegas, como hobbys u otros intereses.

Hablar con el jefe:

Si el jefe invita a mantener una conversación, lo más probable es que tenga preguntas. Para las extrovertidas esto no es un problema ya que confían en su capacidad de tener siempre lista la respuesta correcta. Las introvertidas no suelen ser tan espontáneas. Ellas prefieren saber qué les espera. Por eso, no es mala idea que le pidan al jefe que les diga de antemano de qué se trata la reunión.

Introvertida trabajo

Las oficinas sin separación:

Para las introvertidas, las oficinas abiertas, donde el ruido es fuerte, son una auténtica tortura. Las introvertidas suelen reaccionar más rápido con estrés a los estímulos exteriores que las extrovertidas. Por eso, lo mejor para ellos es verificar si pueden mejorar el lugar de trabajo. ¿Hay ambientes separados? ¿Hay tiempos de trabajo flexibles o una oficina que puedan usar al menos por unas horas? ¿Serían una solución unos tapones para los oídos? Si se deciden por cualquiera de estas soluciones, deben explicárselo antes a los colegas para que éstos no se sientan ofendidos.

La presentación:

Pueden tener muchas ideas, pero presentarlas ante el equipo o un público amplio no es algo especialmente tentador para las introvertidas. En esos casos, no les queda otra que practicar y practicar. El principal problema es que las introvertidas no suelen tener la mejor imagen de sí mismas y son muy autocríticas. Por eso, lo mejor es que practiquen la presentación en casa, delante del espejo, e inviten a familiares y amigos a hacer de oyentes. Incluso pueden pedirle a uno de los asistentes que los grabe con el móvil. Cuando se ve la escena desde fuera, se nota que la cosa funciona bien, y eso da seguridad.

Introvertida trabajo

 

Dpa/ Mujer21