¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo si reducimos los carbohidratos?

Los carbohidratos (azúcar, pasta, arroz, pan) nos aportan gran cantidad de energía, proporcionándonos beneficios para la salud, pero no es todo positivo, el abuso de los conocidos como carbohidratos malos (arroz blanco, azúcar refinado…), por contener un alto índice glucémico, hacen que nuestro cuerpo produzca demasiada insulina y el exceso de esta se transforma en grasas que se adhieren normalmente a la tripa, los michelines. Igualmente, este exceso de insulina provoca que bajen los niveles de azúcar afectando a nuestro cuerpo que nos solicita ingesta ingerir más alimentos, hambre, y si intentamos paliarlo con más carbohidratos entramos en un círculo vicioso del que es difícil salir.

Es cierto que nuestro cuerpo necesita de estos carbohidratos, pero debemos saber que a partir de ciertas horas es preferible obviar los alimentos que los contengan.  En el desayuno y en la comida siempre que no abusemos es bueno, además, podemos cambiar en nuestro beneficio el arroz blanco por el arroz integral y de igual manera ocurre con la pasta. Pero en la merienda y en la cena es preferible evitarlos sino queremos que se acumulen en forma de grasas. Disminuye su ingesta y rápidamente verás resultados.

mujer múculos mas fuertes

Introduce en tu dieta grasas saludables (leche de soja, frutos secos, pescados o vegetales) y las proteínas (carne roja, huevos, también pescado y frutos secos entre otros). Este cambio, hará que nuestro cuerpo que sigue necesitando azúcar aproveche nuestro exceso de grasas y las queme. Además el consumo de proteínas hará que tus músculos sean más fuertes y se recuperen antes después de cualquier esfuerzo físico.

Al eliminar los carbohidratos, cortamos el circulo vicioso del que hablábamos antes y por tanto te sentirás menos hambrienta. Desayuna proteínas y grasas y tu sensación de hambre será mucho menor a lo largo del día.

Cambia carbohidratos malos por fibra (cereales integrales, frutas, verduras), tu cuerpo te lo agradecerá devolviendo una  silueta más esbelta ya que no tendrás la sensación de estar hinchada todo el tiempo. Y esto es lo que hacen los dichosos carbohidratos por su falta de fibra en los alimentos.

mujer hinchada

Por último, te sentirás más enérgica, porque no tendrás los constantes bajones de azúcar tras su ingesta. Esto hará que te sientas más activa. Comer sano no implica ni mucho menos pasar hambre. Solo tienes que saber elegir los alimentos, evitando los que son perjudiciales o menos positivos. Come bien, vive mejor.

Mujer21