Falsos mitos sobre la sexualidad femenina

En pleno siglo XXI, la sociedad sigue dando credibilidad a ideas preconcebidas sobre la sexualidad femenina. Falsos mitos y creencias que llevan a la gente a tener pensamientos que no tienen nada que ver con la realidad. Cada persona es un mundo y no tiene ni los mismos gustos ni reacciona de la misma manera ante la vida. ¿Quieres saber cuáles son los que nos afectan a nosotras en el terreno del sexo?

Tenemos menos deseo que los hombres

Es la más clásica de todas y, a día de hoy, muchos se extrañan si le apetece a la chica y al chico no. Aunque la anatomía esté a su favor, eso no quiere decir que a nosotras no nos apetezca hacerlo y descubrir más sobre nuestras zonas erógenas.

No nos masturbamos

Como os comentamos el otro día, sigue siendo un tema tabú entre nosotras ya que sigue estando mal visto hablar expresamente sobre estos asuntos. Un hecho que debemos de cambiar ya que somos libres de hacer lo que nos apetezca, al igual que ellos.

sexualidad femenina

Si no lubricas es que no te pone

Hay muchos agentes externos que pueden influir directamente a que lubriquemos menos. El estrés, el cansancio, trastornos hormonales, entre otros, llevan a que estemos menos receptivas, pero eso no quiere decir que queramos menos a nuestra pareja o que ya no la deseemos.

Sin amor no queremos sexo

Por fin la mujer puede disfrutar plenamente de su sexualidad femenina sin miedo a ser castigada, aunque por desgracia siguen habiendo mentes atroces que no lo compartan. Aun así, hay que recordar que depende de la persona, y hay de las que prefieren practicarlo con alguien de confianza o, por el contrario, que se dejen llevar por lo que le pide su cuerpo.

sexualidad femenina

Nuestro placer es una cuestión de tamaño

Como todo, depende de la mujer a la que se lo preguntes pero lo importante no son los centímetros si no la forma o hasta qué punto sabe sacarle el máximo partido.

Mujer 21