Platos de cuchara: Cocido madrileño

Con la llegada del frío vuelven a apetecernos los denominados «platos de cuchara«. Unas buenas lentejas, una buena fabada o un buen cocido, suelen ser los favoritos. Es uno de los platos con más tradición dentro de la gastronomía de nuestro país. Se trata de un plato con un guisado que requiere bastante tiempo y cuyos ingredientes pueden ir variando según también como lo conocimos o donde nos encontremos.

Está el típico cocido madrileño, el cocido andaluz, así como el cocido lebaniego entre otros. Sus ingredientes nos aportan una ingesta de calorías considerable así como la energía que necesitamos. Lo que viene a llamarse un plato contundente. Acompañado por pan o sin él, el cocido está bueno de todas las maneras. Un cocido calentito, además de subir nuestra temperatura en inviero, sienta de maravilla. Se trata de uno de los platos más representativos de Madrid. Su ingrediente principal es el garbanzo, que viene acompañado de diversas verduras, carnes, así como del rico tocino de cerdo que le da ese sabor tan especial. Es un plato humilde que era consumido por las clases más bajas de la sociedad. No obstante, debido a su inclusión en las cartas de los restaurantes, fue llegando de forma paulatina a los paladares de las clases más exquisitas. Lo que está claro es que en cada casa este plato se prepara de una manera. A fuego lento o en la olla exprés, lo que es innegable es que el cocido es uno de los platos más ricos dentro del panorama gastronómico español.

Cocido Madrileño

Ingredientes para seis personas.

-250 gr de garbanzos de castilla

-500 gr de carne (morcillo)

-caparazón de gallina (o pollo)

-2 pechugas de gallina (o pollo)

-2 morcillas

-4 chorizos

-1 trozo de tocino

-1 punta de jamón (o un pie de cerdo salado),

-1 repollo

-1 cebolla

-3 zanahorias

-6 patatas pequeñas

-1 diente de ajo

-Fideos para la sopa (40 gr por persona).

Además para la mesa, aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez y un vino seco de jerez.

Elaboración.

Primero, y que no se olvide, pondremos a remojo unos buenos garbanzos castellanos en la víspera del cocido. Truco: Además le pondremos un puñado de sal gorda marina para que al día siguiente no se encallen en la cocción.

Empezaremos por poner a cocer, partiendo de agua fría, la carne, la punta de jamón, el tocino, el pollo (caparazón y pechugas). Clave: Durante todo el cocido, de principio a fin, retiraremos la espuma que se vaya formando con una espumadera. Así mismo iremos incorporando agua para que no se quede seco.

El fuego del cocido lo tendremos de una forma continua en el medio de la potencia que tengamos.

Cuando empiece a hervir añadimos los garbanzos, previamente escurridos y lavados. Cuando vuelva a hervir añadimos la cebolla, salamos y contamos de 2 horas a 3 horas. Dependerá del a dureza de los garbanzos.

Cuando falte unos 30 minutos para el final, pondremos en un puchero a parte a cocer el repollo. Y en el puchero del cocido, propiamente dicho, añadiremos los chorizos, las morcillas y las zanahorias (peladas y partidas en trozos grandes).

Cuando queden unos 15 minutos añadiremos las patatas al puchero del cocido madrileño.

Al finalizar colamos el caldo y hacemos la sopa, que podrá ser de arroz o de fideos. En el caso de los fideos, los añadiremos cuando el agua de un hervor, sí son los finos os aconsejo que los tengáis dos minutos sobre el fuego.

Mujer21

 

17 comentarios sobre «Platos de cuchara: Cocido madrileño»

  1. Pingback: doctor7online.com
  2. Pingback: viagra in action
  3. Pingback: Viagra 120mg pills
  4. Pingback: cialistodo.com

Los comentarios están cerrados.