Un clásico, huevos rellenos

Los huevos rellenos son una de las recetas clásicas que más triunfan en todas las mesas. Lo más importante de este plato son los condimentos que echamos dentro. Te damos las claves para conseguir un resultado de lo más exquisito y original, capaz de conquistar a cualquier paladar.

Preparación

Lo primero de todo es cocer los huevos hasta que la yema sea totalmente sólida. Una vez enfriados, de forma natural o con agua fría, les quitamos la cáscara, los partimos por la mitad y les quitamos la yema. A partir de este momento, debemos de elegir los ingredientes que irán en su interior. La tradicional es aquella que contiene atún, tomate y se espolvorea la yema sobre ellos. Pero, ¿qué más variedades hay?

Huevos rellenos de marisco

La peculiaridad se encuentra en elegir qué productos del mar nos gustan más. Entre los más populares encontramos las barritas de surimi, las gambas y los mejillones. Todo ello, aderezado con salsa rosa. Además, si queremos que tenga más cuerpo, podemos añadir también unas hojas de lechuga.

huevos rellenos

Huevos rellenos de carne

Sin duda, uno de los más consistentes, debido al gran aporte proteico de la carne picada. Se puede añadir un poco de beicon, orégano y salsa de tomate, como si de una boloñesa se tratara. Para que sea un poco más compacta la mezcla, introduce un poco de paté del sabor que más os guste.

huevos rellenos

Huevos rellenos de pescado

Es una buena opción si quieres que los más pequeños de la casa coman pescado sin que se den cuenta. Entre los ingredientes que necesitamos se encuentran la pescadilla o la merluza, que la cocinaremos hervida, y la mayonesa. Sólo hay que desmenuzarla y mezclarla con la salsa para colocarla finalmente en el interior.

Son muchas otras las alternativas. ¡Sólo hay que ir probando hasta que consigas tu preferida!

Mujer 21